¿Qué significado tienen los eclipses?

Resultado de imagen para eclipse art

Como es arriba, es abajo…

Todo eclipse es la oportunidad que tenemos de sentir el llamado del Universo… y colocar nuestra atención honesta y total en ciertas áreas de nuestra vida que requieren transformaciones y saltos de evolución.

Hemos escuchado decir que los eclipses actúan como super lunas nuevas o llenas, esto quiere decir que potencializan el intento con el cual los vivimos; y para aprovechar esta energía -sin sufrimiento ni drama- necesitamos estar conscientes de lo que se está moviendo en nuestra vida, de qué posibles áreas tocan estos eclipses.

Como es arriba es abajo. Y sucede que en realidad nuestra manera más consciente de vivir una relación con el Tiempo (con este aquí y ahora) es dialogando con la bóveda celeste, con los caminos que los astros van formando y que cuentan el mito y la historia de ahora.

La Abuela Luna, es el astro que mayormente nos ayuda a transitar de manera sagrada nuestro tiempo. Ella nos conecta con otros ciclos, a partir de ella podemos conocer cómo en nuestro cotidiano nos tejemos con la sabiduría del arriba, con el corazón del Cielo, con el Gran Misterio.

Desde la astrología, los eclipses resultan momentos muy especiales, porque Luna y Sol se cruzan y encuentran para dar impulso a los aspectos de nuestra vida (en un eje de opuestos) que están listos para abrirse a la expansión o maduración. Nuestra resistencia a realizar el cambio o no, es lo que dificulta más la transición a través de la energía de los eclipses (que usualmente vienen en pares, es decir uno de Sol y luego de Luna).

Pares de Opuestos

La Era que vamos dejando atrás (Piscis) nos dio aprendizajes personales y colectivos a través de dualidades. Ahora que hemos entrado a la nombrada Nueva Era (Acuario, el 22 de diciembre de 2012) toca integrar esas dualidades y avanzar hacia una nueva manera de ordenar y vivir nuestros aprendizajes. Sin embargo, la manera como en esta humanidad solemos aprender es a través de ese conocimiento e integración de dualidades.

Y sucede que los eclipses acontecen en ejes de aparentes temas opuestos; por ejemplo: Aries-Libra (Yo-Nosotros), Cáncer- Capricornio (Intimidad-Espacio público/ Hogar- Profesión), Tauro-Escorpión (Materia-Energía), por colocar simples ejemplos. Toca con cada eclipse y pares de eclipses elaborar y re-elaborar los temas en nuestra individualidad más profunda que se relacionan con los arquetipos que transitan.

Los eclipses van aconteciendo en un determinado par de opuestos durante 18 o 24 meses, alternadamente.  Es decir, en marzo de 2015 comenzó el tiempo de eclipses en el eje Virgo-Piscis que terminará con el eclipse del 26 de febrero de 2017, concluyendo así, una serie de aprendizajes que tienen que ver con un reordenamiento interno, vivencia de nuevos hábitos, humildad, apertura a la importancia de las emociones, vivencias internas, servicio planetario y compasión crística.

Aunque tod@s tenemos un área en nuestra carta natal o vida que es tocada por cada eclipse, quienes se ven más afectados son las que tienen su signo solar, lunar o ascendente (así como planetas en los grados)  en el arquetipo en que acontece el eclipse.

Y la invitación en cada momento es a integrar las fuerzas, debilidades y cualidades en los arquetipos del eje tocado por cada eclipse.

Depuración

Antes de cualquier par de eclipses, y durante el tiempo de eclipses importantes purificaciones internas y externas ocurren en nuestra vida. Esto es porque todo eclipse se lleva la densidad y humo negro que no nos permite ver la verdad que desea abrirse en nuestro corazón.

Estas purificaciones pueden, sin duda, manifestarse en el cuerpo físico en forma de dolores, malestares o padecimientos, pero también en los cuerpos mental y emocional, detonando memorias viejas, vivencias incómodas, reaparición de personas del pasado y situaciones límite (esas que se presentan para traernos los aprendizajes más duros).

Para vivir cada tiempo de eclipses en mayor consciencia y aprovechar el impulso que nos ofrecen, es importante que aceptemos y abramos espacio para la limpieza que nuestros cuerpos requieren hacer; que no pongamos resistencia y que fluyamos con las densidades que se nos presenten: dolores de cabeza, coyunturas, huesos, “diagnósticos fantasmas”, fatiga, sensación de tristeza, enojos profundos, sentimiento de que “algo malo sucederá”.

Siempre es bueno beber mucha agua, cultivar el silencio interno, parar los diálogos mentales, y estar abiertas a lo que quiere transformarse y manifestarse en nuestra vida.

Algo muere, algo nace

Cuando entramos a un tiempo de eclipses (en que dos y a veces, hasta tres eclipses acontecen cada quince días aprox.) podemos esperar que algo en nuestra vida se vaya y se retire para siempre (física o emocionalmente); pero también podemos esperar que eso que se fue deje un espacio importante para que algo nuevo nazca.

A veces, ese nacimiento tiene que ver con expansión, con entendimiento más profundo de lo que acontece o de alguna vivencia especial (por ejemplo, pareja, prosperidad, renovación de la identidad, cambio en la relación de pareja o con los hijos, etc). Lo cierto es que todos estos acontecimientos siempre son una oportunidad para conocer más de nosotras mismas y del Universo.

Cada tiempo de eclipses que inicia en un nuevo par de opuestos nos invita a iniciar una serie de transformaciones que pueden ser más profundas en un periodo de 18 a 24 meses; así que podemos, decir por ejemplo, que los eclipses que están por acontecer este 1 y 16 de septiembre tienen que ver todo con una transformación que inició en febrero-marzo de 2015: algo celebramos, algo miramos dar frutos o finalmente despedirse de nuestra vida. Algo que se detonó y aceleró en febrero-marzo de 2015  finalmente se muestra como una energía y trabajo interno materializados.

Finalmente…

Es importante que podamos ir serenas y conectadas con nosotras al pasar por un eclipse, ya que así no estaremos distraídas, y podremos ir más allá de la tentación del caos y drama que pueden llegar a generar estos eventos astrales, para lograr la percepción sagrada de la dirección hacia la cual requerimos llevar nuestra energía e intento del corazón, logrando así, alcanzar un poco más esa iluminación que nos coloca cerca de la Unidad.

La Mujer Lunar

www.mujerlunar.com

This Post Has 6 Comments

  1. hermoso…..estoy totalmente receptiva a cada energia y transformación, gracias por la informacion bendiciones

  2. Sencillamente genial!!!

  3. Maravilloso todo! <3

Deja un comentario

Close Menu