Luna llena en Capricornio

Luna llena en Capricornio

En estos momentos ocurre la luna llena en Capricornio. Con el Sol en los últimos grados de Cáncer y la astrología de esta luna ocurren dos grandes temas: la oportunidad de mirar qué pendientes quedan en el corazón y en nuestra historia, y cómo podemos dar estructura adecuada a nuestra energía femenina.

Con un poderoso trino de agua en donde el Sol en Cáncer, Marte en Escorpión y Quirón en Piscis, el primer llamado es a mirar cómo se encuentra nuestro interior: nuestro cuerpo de agua por el cual atraviesan nuestros misterios, secretos, emociones, el hilo que nos comunica con la matriz divina.¿Qué memorias están surgiendo que nos invitan a hacer las paces con una parte de nuestra historia? ¿Qué está surgiendo de las aguas profundas? ¿Qué viejos sueños están emergiendo? ¿Qué anhelos del corazón se abren?

No es casualidad que numerosas memorias de nuestra niñez, adolescencia, aparentes “fantasmas” se nos hagan presentes. Es un momento importante para soltar viejas heridas, saldar deudas, cerrar ciclos.

Como una metáfora del impulso que podemos aprovechar senos invita a brillar desde nuestro hogar interno, desde nuestro propósito, haciendo uso impecable de nuestra voluntad sagrada, sanando memorias y la historia personal.Podemos descubrir que nuestro ego no es nuestra identidad, que eso que hemos anhelado y obtenido o vivido no nos define completamente.

Si sentimos fuerte el llamado a sanar, a cerrar episodios pasados de nuestra vida, a saldar viejas deudas, a despedir viejos amores, estas semanas son cruciales para comenzar.

***

Por otro lado, la energía femenina se activa fuertemente con los movimientos de los asteroides (Pallas, Vesta, Juno y Ceres) que el 18 de julio comienzan a danzar y a crear EL ESPACIO PERFECTO para que nuestra creatividad y diosas internas florezcan.

Ceres entra en Tauro, que nos permitirá conectar con el deseo de manifestar, de sentirnos apoyadas, de poder sostener nuestros sueños desde lo material. Aquí tenemos una gran oportunidad para sanar nuestra relación con la prosperidad, nutrir la posibilidad de hacer tangible eso que anhelamos con el corazón. Así como nutrir a nuestra madre interna, la manera como cuidamos de nosotras mismas y si vivimos acorde a nuestros valores.

Con la luna en capricornio algo interno y profundo emerge, un deseo verdadero de sentirnos sustentadas, apoyadas; la necesidad de resignificar nuestras relaciones, familia, eso que nos da soporte. Requerimos mirar si hay un equilibrio entre nuestra realidad interna y externa.

Vale la oportunidad preguntarnos ¿cómo me siento con mi realidad y espacios internos e íntimos? ¿siento libertad? ¿cómo está mi relación con mi familia? ¿hay condicionamientos o creencias que toca romper? Por otro lado, preguntarnos también ¿cómo nos sentimos en nuestro deseo de ir hacia afuera? ¿cómo está nuestra autonomía y ganas de hacer afuera y estar al servicio fuera de nuestros espacios domésticos?

Esta luna nos trae muchas oportunidades, en un espacio más tranquilo, acompañadas todavía de una energía rígida pero no sofocante (como tal vez sentimos en las lunaciones previas), con la necesidad de continuar una disciplina y generando nuevas estructuras que den soporte al sueño del corazón.

Sintamos la verdad de nuestro cuerpo, nuestros huesos, vayamos más allá de la rigidez de nuestra mente, de las respuestas viejas de nuestro sistema nervioso. Comencemos a mirar eso que tanto hemos rechazado, seamos honestas con nosotras mismas, pues ahí radica el soporte que tanto deseamos sentir.

¡Feliz luna llena!

La Mujer Lunar
www mujerlunar.com

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Excelente blog, me parece que también los hombres se beneficiarían mucho de leerlo.y conocer más a sus mujeres parejas como a su pareja interior, su lado femenino

    1. CarpaLunar

      ¡Así es, Guadalupe! Bienvenidos también los hombres.
      ¡Un abrazo y gracias por tus palabras!

Deja un comentario