Cuarto Menguante en Cáncer – 09 de octubre de 2020

Cuarto Menguante en Cáncer – 09 de octubre de 2020

La casa a la que ya no pertenecemos

Desde Enero de 2020 con la conjunción de Saturno y Plutón en el grado 22 de Capricornio, más la serie de tensos eclipses en el eje Cáncer-Capricornio hemos vivido la metáfora del Hogar, de la Casa: de eso que necesitamos dejar, soltar, decontruir y destruir… y lo que anhelamos edificar para un nuevo tiempo.

Desde entonces, la Astrología del año nos ha marcado puntos de inflexión y de cambios drásticos, que se dejan mirar aún más con cada entrada de Solsticio y Equinoccio: marzo-abril, junio-julio y septiembre-octubre.

Si repasamos qué nos aconteció alrededor de esos tiempos encontraremos sucesos que nos han hecho revivir la metáfora de la casa, del hogar, de la salida de viejas casas y un hogar interno, de la llegada a un nuevo lugar (interno o externo) que se siente en propósito para edificar.

La casa es el sitio donde habitamos, es el espacio del cual partimos y llegamos para cocrear nuestra vida, es donde nace nuestra creatividad, autocuidado y seguridad, es un espacio mayormente físico. El hogar es la familia, la seguridad interna, el cariño, lo que nos es natural, donde gestamos nuestro verdadero ritmo, lo que nos sirve a la vida, donde saciamos nuestra hambre biológica, emocional, mental y espiritual.

Esta luna menguante viene a removernos lo ya vivido en el año respecto a esta metáfora. En diálogo con Plutón en Capricornio (que recién se colocó en marcha directa) esta luna nos pone a recordar las formas viejas y caminos a los que ya no pertenecemos y a los que ya no podemos volver porque son obsoletos.

¿Cómo sabemos cuáles son estos caminos, espacios, usos y formas obsoletas? ¿Cómo saber qué es eso que ya no funciona para el nuevo tiempo?

Ahí donde experimentamos inflexibilidad, rigidez, intransigencia, ira, profunda incomodidad, vacío… ahí, se encuentra una estructura o forma que ya no sirve más al propósito de la evolución.

En estos tiempos que nos requieren en consciencia, reflexión y escucha, profundamente adentro para generar respuestas y nuevos caminos, es cuando en confusión buscamos aferrarnos a lo que ya fue, retornar a las viejas formas, a las formas que son disfuncionales pero que son “cómodas”.

Y así, compulsivamente intentamos cobijarnos en nuestros viejos hábitos y formas de ser y hacer; pretendemos volver a la normalidad, pero sólo nos llenamos de ira, vacío y frustración, porque nos damos cuenta que esas formas ya no existen más, ya no están validadas por el corazón.

Así que Plutón directo en oposición a esta luna menguante nos viene a decir que ya no podemos volver a las casas que hemos habitado, ni el hogar puede ser el mismo que dejamos de habitar. Ya no podemos volver a la casa de la cual partimos, porque ya no existe. Se ha desmoronado.

Sin embargo, también esta luna nos guiña que el impedimento de volver nos conduce a la oportunidad de construir para el futuro, ensoñar un nuevo hogar y casa, darnos la oportunidad de ser creativas para rezar innovadores estilos de vida, nuevas formas de culturas, nuevos modos de ser y estar acompasados con la Tierra que nos pare nuevos.

Hacia el Solsticio de diciembre la Astrología comienza a enfocarse en la energía de Acuario y del paso hacia un Nuevo Tiempo, y entonces, comenzaremos a poner en práctica nuevas estructuras, modos y formas.

Tenemos dos meses para hacer un recuento entonces, de esos lugares a los que ya no pertenecemos, de esas prácticas que ya no son funcionales, de esos constructos que ya no están al servicio de la vida y la evolución. Y todo, partiendo desde nuestra intimidad, desde el hogar, desde eso que ya no nos sirve en lo privado. Porque esto se desmoronará y nuestras nuevas necesidades las traeremos al fuego colectivo para inicios del 2021.

El 17 de diciembre Saturno entra definitivamente en Acuario, el 20 de diciembre Júpiter también entra en Acuario y entonces, comienzan a tejer un nuevo guión en esa escuela arquetípica que nos pedirá innovar, intentar a partir de soluciones creativas, forjar nuevos estilos de vida, haciendo desafiado lo establecido en todos los aspectos de nuestra vida.

Estamos en un tiempo único. Tenemos la oportunidad de volver lo incómodo el detonante para nuevas prácticas y caminos de humanidad. Esta menguante nos pide entonces vaciar la casa para dar el salto en el tiempo, y atrevernos a ser re-evolucionando.

Karina Falcón, Creadora de la Mujer Lunar

www.mujerlunar.com

Este 13 de octubre cerramos inscripción

¡Bienvenida!

Si tienes alguna consulta específica, escríbenos a talleres@mujerlunar.com

Deja un comentario