Júpiter en Sagitario y Nodo Norte en Cáncer: ser el hogar del fuego

Júpiter en Sagitario y Nodo Norte en Cáncer: ser el hogar del fuego

JUPITER EN SAGITARIO: EL GUIA, EL TERAPEUTA DEL ESPIRITU

 

Júpiter es el planeta que nos Guía entre el mundo de la tierra y el espíritu, él marca el paso del camino de nuestra esencia espiritual u Orenda aquí en la Tierra para que nos encontremos con la verdad que emerge desde ella y que nos permite recuperar la memoria desde nuestra vivencia humana. Donde está Júpiter sentimos el llamado a expandirnos y mirar lo que sirve y no sirve a la verdad de nuestro yo más superior.

Júpiter ha pasado todo un año en Escorpión, el arquetipo de las aguas turbias, de las emociones profundas… ahí abrió heridas que parecían cerradas, y nos volvió a contactar con viejos miedos. Su camino por este arquetipo fue para muchas un golpe muy doloroso. Y esto nos dio la oportunidad de sanar espacios álgidos en distintas áreas de nuestra vida, nos hizo mirar nuevamente las fisuras de nuestra alma.

Y es aquí, en estas fisuras del alma donde ahora la luz de Sagitario tendrá su oportunidad de entrar e iluminar con fuerza y libertad.

Sagitario es la Casa origen de Júpiter, es la escuela arquetípica que Júpiter rige, y que nos enseña de la libertad, la religión, la devoción, la mente superior, el poder del fuego y la esencia de viajar (cualquier tipo de viaje).

Júpiter entra en Sagitario el 8 de noviembre para quedarse ahí hasta el 2 de diciembre de 2019; a través de de su luz es que podremos iluminar nuestra libertad, fuego y pasión del corazón… espacios a los que no podríamos llegar si no hubiera resquicios en el alma abiertos con el paso de Júpiter en Escorpión.

 

 

Ese fuego sagrado que late en nuestro interior.

 

Hay un fuego único y poderoso que late dentro de nuestro ser, es un fuego que compartimos solamente con los volcanes, con el Sol, con el Corazón de la Tierra y con el Corazón del Cielo. Este fuego nos es dado cuando decimos SÍ a la vida a través de un primer respiro… es un fuego ancestral que nos trae la memoria de todo lo que ha sido, de nuestra pertenencia y la libertad de nuestro destino. Es un fuego que posee un color único.

Las mujeres crecemos este fuego desde la matriz, al estómago, hacia el corazón, el pecho y luego hacia la voz y la mente. Los varones crecen el fuego desde su plexo y lo irradian hacia sus genitales, pecho-corazón y mente en un movimiento continuo.  Solamente las mujeres tenemos la posibilidad de cultivar y cuidar de este fuego desde la contemplación, como un tesoro que se anida en nuestra vasija o matriz. Nosotras tenemos el acceso directo al origen de este fuego, y es por esto que podemos dar vida humana, re-crearla en esta vasija hasta que se convierte en un ser completo.


Este fuego interno tiene la posibilidad de tomar la iniciativa y hacer que las cosas pasen (Aries nos enseña de esto), también puede manifestar belleza con su resplandor, dejándonos saber que este fuego también tiene la chispa creadora original (Leo nos enseña de esto), y finalmente, este fuego nos impulsa a compartir nuestra libertad y el poder de nuestro espíritu a través de los viajes que decidimos emprender (Sagitario nos enseña de esto).


Nuestro fuego puede crecer o disminuirse de acuerdo al cuidado que le ofrezcamos. Si cultivamos la escucha, si nos permitimos entender su motivo, si lo alimentamos con nuestra creatividad, con eso que nos apasiona hacer, entonces nuestro fuego danzará y nos sentiremos brillantes, luminosas, poderosas. En cambio, si olvidamos que tenemos este fuego interno, si dejamos de hacer lo que nos causa alegría y nos contacta con la naturalidad de nuestra alma, si dejamos a un lado lo que nos hace brillar y dejamos bajo la sombra nuestros talentos, lo que nos apasiona y lo que nuestro corazón desea verdaderamente, entonces… nuestro fuego se hará pequeño.

Nos enfermamos físicamente cuando llevamos mucho tiempo, años y años, sin cultivar nuestro fuego interno. Perdemos la salud cuando decidimos no brillar o dejar a lado nuestros talentos para que otros a nuestro alrededor no se incomoden, para no sentirnos extrañas, para no disgustar a los otros. Escondemos nuestro brillo y elegimos volvernos pequeñas, diminutas, porque quizás en los espacios que procuramos mostrar lo maravillosas que somos no está permitido.

Sin embargo, el tiempo ha llegado. Este 8 de noviembre Júpiter entra en SU CASA, en Sagitario, para recordarnos de nuestro fuego.


Desde ya, para sintonizarnos con este magnánimo diálogo celestial podemos preguntarnos si reconocemos el fuego sagrado que nos habita… ¿Lo alimentamos con gozo y alegría? ¿Cultivamos nuestros talentos y luz? ¿Nuestro fuego es algo de lo que estamos bien conscientes? ¿También lo es nuestra luz? ¿O sólo nos hemos conformado con participar de la vida como nos han dicho que lo hagamos? ¿Ponemos nuestra huella de autenticidad y brillo personal en cada cosa que hacemos? ¿O nos acostumbramos a estar en la sombra y ser pequeñas para no incomodar?


Si has esperado un tiempo para mostrar quién eres, ir por los sueños de tu corazón, y cantar tu propia canción de origen… Este es el tiempo. Este es el tránsito que tanto tu corazón estaba esperando.

 

 

A veces tenemos que rompernos para mirar de qué estamos hechas…


Todo lo que te rompió en el periodo en que Júpiter estuvo en Escorpión necesitó hacerlo para que te dieras cuenta que de nuevo, no estabas honrando tu verdad, no te estabas honrando a ti misma.


Hasta ahora, hemos tenido numerosas oportunidades para recapitular y soltar de nuestras memorias todo eso que ya no sirve al propósito. ¿Cuál ha sido el camino de enseñanza para ti? ¿Tu relación de pareja? ¿Tu servicio? ¿Tu trabajo? ¿Reconocer el llamado de tu vocación? ¿Romper con viejas y falsas estructuras? ¿El dinero? ¿Tus hijos? ¿Tu salud física menguó?

¿Quién o qué te ha mostrado en dónde puedes quebrarte con mayor facilidad?

Ahora, toma unos minutos y AGRADECELE. Agradece que así haya sido, agradece cada grieta, cada rotura, cada abertura de ese camino porque gracias a eso, ahora por ahí, podrá entrar la luz con la que ilumines tu propia vida y la vida de quienes se crucen por tu sendero.

Ese espacio en tu vida que ya no existe, que se rompió, que se fue, que murió, que dejó un hueco enorme… ahora comenzará a llenarse de luz.

Y necesitamos estar listas para poder sostener la luz que emane de ahí, porque este año es crucial para seguir despertando, para iluminar las partes más profundas de nosotras que aún no conseguían luz, y así, ser un faro armonioso que comparta su luz y calor alrededor.

Es probable que sintieras que has tenido un año difícil, que las pérdidas y episodios que has vivido te colocaran de nuevo frente a tus heridas más profundas. Es probable que sintieras una especie de retroceso en tu camino de crecimiento o que llamaras fracaso a todo lo que no pudo ser; sin embargo, no es así. Todo lo que partió y no funcionó en tu vida lo hizo sabiendo que necesitabas su partida o su caída para poder despertar en mayor consciencia.

Quizás ahora, con el vacío que ha dejado lo que se fue o lo que no fue, podamos preguntarnos:

¿De verdad estamos abrazando nuestros sueños?

¿En verdad estamos comprometidas con ellos?

¿En verdad estamos siendo verdaderas, honestas y auténticas o seguimos pensando que necesitamos estar en autodefensa antes de mostrar cualquier aspecto de nuestro ser?

¿En verdad estamos haciendo de nuestra vida una obra de arte? ¿Hay belleza en nuestra vida? ¿O simplemente nos acostumbramos a cumplir un rol asignado por nuestra familia, sociedad y cultura?

Las partes que ahora miramos rotas en nosotras nos están mostrando algo que creemos y que no es verdad. ¿Estamos listas para soltar esas mentiras que nos contamos? ¿Que no somos luz? ¿Que no somos suficientes? ¿Que no somos completas? ¿Estamos listas para aceptarnos completas? ¿Estamos listas para aceptar que en nuestra vida todos los días sucedan milagros? ¿Que somos Universo?

 

 

Ser el Hogar donde habita el fuego…

Desde mayo de 2017 los Nodos se han encontrado transitando los arquetipos de Leo-Acuario. Y ahora, en su camino que siempre es “retrógrado”, cambiarán al Eje Cáncer-Capricornio.

Desde el 6 de noviembre los Nodos verdaderos se encontrarán entonces en el Eje Cáncer-Capricornio, escuelas arquetípicas que nos hablan de lo público y lo privado, de nuestro lugar en el mundo (externo e interno), de nuestras estructuras hacia arriba y hacia abajo, de los frutos y raíces del árbol que somos.

Los Nodos son puntos calculados respecto a la eclíptica y la órbita lunar, el Nodo Norte es el camino de nuestra Misión de Vida y el Nodo Sur es el camino de la integración, lo que requerimos sanar y rememorar para permitir que la luz de nuestra misión de vida sea posible.

Cáncer es el arquetipo de la Madre, de las aguas primeras y el hogar, ahí encontramos la memoria de lo que vivimos como “casa”, el primer reconocimiento y cuidado del cuerpo, el paso por la Rueda Medicinal de la Mujer, la memoria de nuestra gestación y nacimiento, también de nuestros primeros meses de vida. Aquí habitan todas las miradas de nuestras madres, simbólicas, biológicas o universales.

Capricornio es el arquetipo de nuestro Lugar en el Mundo, del hogar que erigimos colectivamente, las estructuras que ponemos allá afuera para ser sostenidas; aquí habita la memoria de lo que hemos forjado históricamente desde la mirada del padre. Aquí habitan todas las miradas de papá, simbólicas, biológicas y universales. Pero también, habita la voz de l@s ancestr@s, de los que han construido desde el origen de los tiempos. Aquí habita la memoria ancestral.


Desde este Eje Nodal y con Júpiter en Sagitario no podemos mas que ir a la búsqueda absoluta de quiénes somos verdaderamente, ir de regreso a casa para encontrarnos con una luz que habíamos perdido, para resignificar la casa que somos y encender el fuego violeta en nuestro corazón, avivándolo cada día, renunciando a tener un cotidiano de “cuentas por pagar”, “horarios por cumplir” y “cosas a resolver”.


Necesitamos hacernos cargo del fuego y del hogar que somos. Necesitamos permitirnos brillar, y mostrar nuestro brillo. Necesitamos dejar de pensar que existen condiciones “afuera” que nos impiden ser y vivir lo mejor de nosotras mismas. Necesitamos dejar de sentir carencia, para reconocer que la abundancia es algo que proviene de nuestro corazón.

Es urgente que dejemos de estar cómodas en el espacio pequeñito que nos hemos hecho en casa, en el trabajo, en el mundo, y sobre todo, en nuestra vida.

Si estás leyendo estas palabras, si has continuado hasta las últimas líneas de esta Astrología es porque sabes que dentro de ti habita un fuego poderoso, del cual quizás no estabas muy consciente,  pero que intuías que existía… Y ahora más que nunca, deseas avivar con amor, cuido y belleza.

Si has llegado hasta aquí es porque sabes que muchas veces te ha dado miedo mostrar tu brillo, porque quizás de pequeña alguien te enseñó a esconderlo o alguien quiso robártelo. Pero ahora, algo en tu corazón te dice que estás lista para mostrarlo, estás lista para ser tú y traer esa verdad de tu corazón al mundo.


Estos tiempos poderosos son nuestros tiempos, son para y por nosotras; estos tiempos son para ti que has querido apagar tu vela y obsequiar tus yuyos para volver al “mundo normal” para cubrir un horario de nueve horas que te permita comer en la espera de que puedas conformar a tu alma con ello… y has salido corriendo días o semanas después dándote cuenta que ese lugar YA NO ES MAS para ti, ni mucho menos para tu alma.


Estos tiempos son para nosotras, para todas las que podemos mirar el alma de otros, escuchar a los ancestros, intuir la grandeza del corazón de quien está en frente, sanar con cuarzos, con agua, con la luz que emana de nuestras manos, regresar la salud al espíritu con el poder del rezo y del pensamiento, con el péndulo, con las cartas, con el diálogo de los astros, con la medicina de la tierra. Este es nuestro tiempo, para recordar verdaderamente quiénes somos y ya no tener miedo de ser castigadas por mostrar nuestra luz y nuestra sabiduría al mundo.

Estamos haciendo nacer la Nueva Era, donde lo femenino ha recuperado su latido.

Querida Mujer Medicina, tú y yo somos este latido, y cada día tenemos la oportunidad de hacer este latido más poderoso, más fuerte, más luminoso.

No estás sola. Somos muchas contigo.

 

Karina Falcón

Creadora de la Mujer Lunar y de la

Formación Internacional de Mujeres Medicina y Visionarias 2019

www.carpalunar.org/formacionmedicina

 

 

¿Sientes el llamado a honrar el camino de tu corazón?

¿Sabes que tus talentos y dones son especiales y deseas encontrar una manera auténtica y coherente para compartirlos con el mundo? 

¿Sabes que tu servicio es sagrado y tiene que ver con ayudar a otros a regresar a su naturalidad? 

¡Bienvenida!

¡Te estábamos esperando!

 

Formación Internacional Mujeres Medicina y Visionarias 2019

[Ultima Generación]

CUPO LIMITADO

www.carpalunar.org/formacionmedicina

Más información: talleres@mujerlunar.com

 

 

 

 

 

 

Este Post tiene 6 Comentarios

  1. GRACIAS POR AYUDARNOS A ENTENDER UN POCO MAS ACERCA DE ESTE TRANSITO Y COMO SE VERA INFLUENCIADO NUESTRO SER, SOY CANCER Y DEFINITIVAMENTE DESDE JULIO MI VIDS HA SUFRIDO FUERTES SACUDIDAS SENTIMENTALES

  2. Mi corazón te agradece Karina! De la Mano de la Mujer Lunar, emprendí el viaje al centro mismo de mi ser. Las interpretaciones astrológicas han sido un verdadero faro que me ha guiado y ayudado a entender mi verdadera naturaleza. Encontrando mi propia luz. “No estas sola…somos muchas en el camino” ha sido como un potente mantra que me ha acompañado en mis mayores momentos de oscuridad. Aho!

  3. Gracias, gracias, gracias, está publicación apareció en mi Facebook, y horas antes una persona, que ya viene tiempo, tratando de hacerme sentir mal y que me ha ocasionado mucho dolor por años, pero tenía que pasar todo esto,. Estoy desde ya años, buscando mi paz, llegue a preguntarme quien soy yo, para que estoy aquí,.Todo lo que me ha tocado vivir , despertó en mi la búsqueda de mi Ser, y aquí estoy, este artículo fue escrito para mi, contestan mis inquietudes, y es como si supieras lo que estoy viviendo.Gracias.

  4. Hermoso, más real imposible! Gracias por esta bella información , que todo el universo conspire en mi yo interior, orgullosa de ser una escorpiana ! Mucha luz para todas 🌷🦂

  5. Muchas gracias por tu servicio desinteresado!
    Estupendo artículo!

  6. gracias por Todo lo expresado!

Deja un comentario

Close Menu