Luna Menguante: Un tiempo cercano al final

Luna Menguante: Un tiempo cercano al final

 

La Luna Menguante es la que aparece antes de la Luna Nueva no visible (Luna Negra).  La Luna Menguante, aparece en el cielo, como una C y cada noche la notamos menos. Cuando la Luna está menguante, está en su camino a la oscuridad total y cada noche se hace más pequeña. Siguiendo a la luna llena, la fase lunar empieza a disminuir (fase menguante) desde gibosa a cuarto menguante y continúa disminuyendo hasta que vuelve a alcanzar la luna nueva y la nueva lunación empieza.

El ciclo lunar se cierra, y en esta etapa comenzamos a dirigir de nuevo toda la energía hacia nuestro interior. Conforme la luz de la luna decrece, así lo hará todo lo que se comience durante esta fase, período para clarificar proyectos o sistemas, perseguir objetivos que se iniciaron durante el cuarto creciente y hacer reparaciones.

La luna menguante está relacionada con la vejez, es la parte oscura y temida de la Diosa, pero a la vez es la más sabia. Esta fase la asociamos al arquetipo de la Hechicera y a diosas como Morrigan y Hécate.

Representa un periodo final y al mismo tiempo el momento de prepararte para un nuevo ciclo de experiencias. Es hora de purificar, de relajarnos, centrarnos, y compartir aquello que hemos aprendido, y conectar con nuestros deseos para volver a sembrar. Es el momento de la inversión, de liberar y alejar lo que no queremos en nuestra vida. Aunque tienen más fuerza los malos hábitos, las adicciones y los aspectos negativos, es una fase que potencia la intuición y hasta la adivinación

Es la luna ideal para deshacerse de aquello que no nos interesa o no nos gusta en cualquier campo de nuestra vida, también es el momento ideal para poner fin a los conflictos del pasado y encontrar de este modo la paz y la sabiduría a través de la reflexión.

La Luna en Menguante es buena para dejar atrás lo que no nos interesa y para invertir en aquello en lo que anhelamos prosperar. En esta etapa la intuición gana un poder impresionante. Podemos aprovechar la lunación para descansar, relajarnos, compartir conocimientos, purificarnos y reflexionar.

La Luna Menguante representa un ciclo perfecto para la limpieza en el hogar, deshacernos de lo que no necesitamos, eliminar impurezas de nuestro cuerpo, cortar cabello y uñas para un crecimiento lento pero fortalecido y comenzar una dieta.

Conviene también podar árboles, ponerle fin a una relación amorosa o de trabajo, así como pagar facturas. ¿A qué se debe? Es sencillo: la Luna Menguante es favorable para todo aquello que esté vinculado a la reducción, de forma que se traduzca en acciones tranquilas y beneficiosas para nosotros.

 

Nos limpiamos de todos los aspectos y dejamos todo lo que no contribuya al intento personal del corazón.

Es tiempo de ir hacia la cueva, expresarse internamente y preparar la tierra para la nueva siembra.

 

 

Carla Tissera

Guía Mujer Lunar y Guardiana de la Tierra

www.mujerlunar.com

www.carpalunar.org

Deja un comentario

Close Menu